¡Ey! antes que leas esta impactante historia, dale play al audio 👇👇👇

Más que de viajes, es una historia de amor

Ahorita mismo estoy en el Dorado a punto de tomar un vuelo a Medellín. Estoy muy feliz y muy triste a la vez. Las lágrimas recorren mi cara porque acabo de separarme, una vez más, de la mujer de mi vida. Separarnos no es algo que estemos haciendo por gusto. ES QUE YO NO PUEDO IR CON ELLA. Mi nombre está grabado en listas de alerta migratoria de MÉXICO.

Todo comenzó hace 5 años, en el 2014 cuando estuve en Nueva York estudiando inglés, una experiencia enriquecedora; lo mejor, fue que tuve la oportunidad de hacer bastantes amigos de distintas nacionalidades, entre ellos uno muuuyy loco, Paco , de la ciudad de México.

La amistad se fortaleció bastante y, de hecho, viajó dos veces a Colombia. Fue en el 2017  cuando la vida hizo que fuera mi turno de irlo a visitar. Yo estaba pasando por una muy mala racha en mi vida, estaba desesperado, necesitaba hacer algo para despejar mi mente.

Pensé en Paco inmediatamente, él me había ofrecido su casa. Ir a visitarlo en estas vacaciones express, se convirtió entonces en mi motivación.

Sin pensarlo, una tarde de mayo compré mis tiquetes y cuando menos pensé ya estaba en el aeropuerto rumbo a México, viajando completamente solo, por segunda vez en mi vida, sin saber que esto me iba a cambiar la vida.

Del viaje puedo decir que fue todo lo esperado. Sin problemas ni complicaciones. Comí delicioso, conocí personas y lugares muy bonitos. Disfruté mucho ese paseo. Pero… la última noche ocurrió lo impensado, me presentaron a una mujer espectacular, cosa que nunca estuvo en mis planes.

Nos conocimos, bailamos, rumbeamos, nos reímos; nos besamos e hicimos click de principio a fin ¡Maravillosa noche!. En medio de ese éxtasis de compatibilidad, caí en cuenta que en menos de 20 horas estaría en un avión de vuelta a mi país. No podía ser que una conexión de este nivel, pudiese ser tan efímera.

Mi estrategia, como buen paisa, fue hablar maravillas de Medellín. Mi objetivo: que ella se comprometiera a visitarme algún día.

Durante unos meses chateamos todos los días, hasta que el día llegó: Laura COMPRÓ LOS TIQUETES porque decidió celebrar su cumpleaños a mi lado en la ciudad de la eterna primavera, en plena Feria de las Flores (se pueden imaginar cómo la pasamos). Ya en ese punto era inevitable, estabamos muy enamorados.

Luego, era ella quien regresaba a su país. Las videollamadas continuaron, y allí surgió la idea de mudarme a México. TODO ESTABA FLUYENDO: estaría junto a Laura, ya inclusive tenía una oferta de trabajo… en un abrir y cerrar de ojos, ya estaba haciendo realidad este plan.

La locura de dejar todo e irme de mi patria como una gran apuesta al amor nos estaba funcionando. Junto a Laura  estabamos viviendo la grata sorpresa de que la vida en pareja era maravillosa: nos entendíamos para todo y la disfrutábamos al máximo; a la par me encontraba dichoso en mi nuevo trabajo ¡estaba en las grandes ligas del diseño! trabajando para marcas como Sony, Google, Youtube, Nivea, Mazda y otras más.

ERA UN SUEÑO HECHO REALIDAD, hasta decidimos ser papás de Vainilla, una perrita que como dirían en México, es bien pinshiloca…….

ya va a despegar mi vuelo sigo escribiendo este relato, mis lágrimas siguen cayendo- 

Mientras todo lo bonito pasaba, la empresa para la que estaba trabajando adelantaba los trámites para mí visa que, entre la burocracia y tristemente la corrupción de este país, se tardaba cada vez más y más.

Yo no tenia afán, estaba en las nubes disfrutando en CDMX. Pasaba el tiempo y seguíamos muy enamorados, a tal punto que no me era INDIFERENTE LA IDEA DE COMPRAR UNA ARGOLLA DE MATRIMONIO. Y es que después de vivir bastante tiempo juntos, estaba seguro de que no era un enamoramiento pasajero y de que realmente nos entendíamos bien en el amor y en la vida.

Después de todo mucha gente pasa años siendo novios y se van a vivir y no se aguantan; nosotros hicimos las cosas bien al revés y nos funcionaba perfecto

Lastimosamente no todo en la vida es color de rosa y en los viajes también hay algunos percances, que te ponen tu mundo al revés

En el 2018 visité por tercera vez Colombia desde que comencé mi nueva vida, esta vez viajé solo porque por motivos de trabajo, Lau no me pudo acompañar. Pasé unos días con mi familia y cuando estaba de regreso a CDMX fue que pasó lo que ha sido LA PEOR EXPERIENCIA DE MI VIDA.

Ya en el aeropuerto Benito Juárez de la ciudad de México,  con mi Lau esperándome al otro lado de migración y siendo  las 5 AM, yo estaba pasando por los puestos de control cuando se iluminó de color rojo del módulo de migración… El peor temor de todo viajero se empezó a hacer realidad para mí.

Las autoridades me llevaron al cuartito, me aislaron de toda comunicación, me quitaron mi celular, mi equipaje, mi chaqueta, hasta mis cordones. Me intimidaron, violaron mis derechos como les dió la gana.

Estuve en una celda  sucia fría y acompañado de otras personas no muy agradables. Nunca me explicaron qué estaba sucediendo, cuál era ese delito tan grave que supuestamente yo había cometido.

Designed by jcomp / Freepik

Me amenazaron constantemente con que nunca podría volver a México. Me decían que en ese país era normal que muriera gente, según ellos, porque muchos de los viajeros que llegaban, eran personas con órdenes de captura dispuestos a lo que fuera con tal de purgar una pena en México y no en sus países de origen…

Soy una persona fuerte, pero en ese momento estaba hecho pedazos. Solo rondaba en mi cabeza la idea de que no podría volver a mi hogar, ese que con tanto esfuerzo había construido; y que además, perdería mi trabajo y todo lo que había logrado durante estos años.

Sin darme ni una sola explicación, las autoridades mexicanas me expulsaron del país y me mandaron de regreso a Colombia en un vuelo directo.

Como me habían quitado mi celular, Laura y mi familia en Medellín  no se imaginaban por lo que estaba atravesando. Ellos creían que todo estaba O.K. tal y como se los dije la última vez que había hablado con ellos.

No se imaginan la tristeza e incertidumbre que nos embargó al saber que no era un mal sueño, sino que era una realidad: tenía la ENTRADA PROHÍBIDA A MÉXICO.

PERO… ¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?, ¿POR QUÉ ME PROHIBIERON ENTRAR A ESTE PAÍS?

Resulta que la persona que estaba tramitando mi visa, se equivocó en un número al escribir la dirección de la empresa para la que trabajaba. Migración, al hacer la correspondiente verificación, no encontró las instalaciones y asumió este mal entendido como un fraude y a mí me pusieron, sin aviso alguno, en las listas de control o alerta migratoria.

NO TODO ES MALO, EL AMOR SE LAS INGENIA PARA MANTENERSE MÁS FUERTE QUE NUNCA.

Laura viajó a Colombia y nos casamos por lo civil y en nuestra luna de miel en la hermosa ciudad de Cartagena, le propuse matrimonio. (pero ya el de verdad, verdad)

Con un amor invensible y con acta de matrimonio en mano, Laura se propuso rescatarme y llevarme de regreso a México ya que la unidad familiar es un derecho de su Constitución.

Lamentablemente, mi estado migratorio ante las autoridades mexicanas AÚN NO HA SIDO MODIFICADO. Seguimos en la “lucha” legal para que se aclare mi situación ante dichas autoridades.

En el proceso  nos han chantajeado y nos han pedido dinero tantas veces que ya perdimos la cuenta, pero lo digo de nuevo: SOMOS FUERTES, mucho diría yo…

De esta situación sacamos provecho:

  • Sume varios clientes Freelance y algunos de ellos están en Medellín.😃
  • Empezamos una empresa de diseño de espacios domésticos y comerciales.📐👨‍🏭
  • En un año nos entregan nuestro apartamento en Medellín. 🏡
  • Y si todo sale bien, Laura y Vainilla viajan en unos meses a Medellín para iniciar una nueva etapa. 👫🐶

ME EMOCIONA MUCHO PENSARLO…

Nada mas hace un par de horas Laura y yo nos volvimos a despedir en el aeropuerto el Dorado, luego de celebrar nuestro primer aniversario de casados. Ella va rumbo a ciudad de México y yo rumbo a Medellín; por eso, como dije en un inicio, escribí esto con lágrimas en mis ojos, pero también con una sonrisa tras haber disfrutado unos días maravillosos al lado de la mujer que amo y que admiro por ser fuerte ante todos los obstáculos que nos ha puesto la vida

Olvide decir que viajamos a distintos países juntos jejeje . 
AMAMOS LOS VIAJES y somos testigos de que hay mil maneras de viajar .. y de amar.

Espero haberles robado una que otra lagrimita pero más que todo sonrisas.

Les comparto las redes de nuestra empresa, queremos que más personas puedan seguir apoyando esta aventura tan loca en la que nos embarcó la vida @petenespaciosymobiliario en Instagram

¡SÍGANNOS COMO @petenespaciosymobiliario !

Escrito por Sebastian Carvajal / Corrección de estilo por Catalina Rojas

Mil Viajeros

Mil Viajeros

Somos un grupo de personas: todos distintos; de diferentes partes del mundo; con gustos e intereses diferentes, pero que coíncidimos en una cosa: NOS ENCANTAN LOS VIAJES y queremos compartirlo con el mundo. ¡TU TAMBIÉN PUEDES SER UNO DE NOSTROS!

Leave a Reply